15 abr. 2016

El club Manantial comenta "Las bicicletas no son para el Cairo", de Emilio Ferrín





Ese teatro, y haber convencido al mundo de que el islamismo es enemigo de Occidente-en lugar de enemigo de las satrapías orientales, contra las que ha surgido-fue siempre el gran respaldo y principal alimento de las dictaduras en el espacio islámico”

Al preguntar de qué trata este libro, alguien comentó que eran dos historias de amor, por una parte la de Fabian y Nacira y por otra la de Amina y Nay, una que acaba bien, y la otra no tanto, porque como dijo Mercedes en el cuaderno, no todas las historias de amor tienen final feliz.
Pero otras voces explicaron que el libro trataba sobre todo de El Cairo, la vida en sus calles y un rompecabezas de personajes que una vez encajados en su sitio nos muestran la realidad de una ciudad, los distintos aspectos sociales y las formas de vida.
Así conforme íbamos recordando a los protagonistas de esta historia iban surgiendo los temas que aborda esta historia: lucha por la libertad, feminismo, islamismo, democracia, amor, costumbres orientales, educación, lucha social, colonialismo, malos tratos infantiles, corrupción, la Primavera árabe, etc.
Temas que en ocasiones nos hacían reflexionar sobre nuestra propia realidad, como cuando Curro planteó cómo es la democracia en nuestro país, sí era real o no, o cómo cuando Fabiola hablaba de la opresión de las mujeres, o como cuando el grupo se enredó en una apasionada discusión sobre la relación existente entre Nacira y Fabian preguntándonos si alguien puede enamorarse de una persona a la que sólo ha visto un momento.
El doctor Nay Mustafá, nos trae la temática de los niños abandonados, de la prostitución infantil y de la superación personal,  tal vez sea el personaje más tierno capaz de decirle a su novia que acaba de ser brutalmente violada. – Lo cierto es que tienes un cráneo precioso…Guardaré estas radiografías; son las primeras fotos tuyas que tengo.
Las jóvenes Nacira y Amina, cairota y alejandrina, son dos mujeres luchadoras y valientes que se sublevan frente a lo que una sociedad cada vez más radicalizada espera de ellas: no pueden hablar con extranjeros, ni viajar en el vagón de los hombres, ni por supuesto, montar en bicicleta.
Mahmud es el corrupto, Olivier el villano, Fabian Goriot el joven extranjero fascinado por Oriente, Mark el extranjero adaptado, tal vez el que podría asemejarse más al propio autor, el padre de Nacira es el campesino humilde e ignorante  que acaba por comprender y apoyar a su hija, la psicóloga, una vieja feminista convencida, Musa es el colaborador del régimen, el chivato que solo intenta sobrevivir y acaba arrepintiéndose porque en el fondo es un buen hombre.
Y por último la propia ciudad representada con muchas caras, según qué personaje la mire. La mirada de Fabian nos la muestra caótica, la del Capitán como un lugar de vagos, Nacira ve intransigentes, Mark ve arte, sabiduría y una de las ciudades más antiguas del mundo, Olivier ve maleantes, Amina ve oportunidades, Nay ve retraso y mucho por hacer.
En cuanto a la calidad literaria de la obra, el grupo no se pone de acuerdo, mientras que a unos les parece de estructura impecable y de personajes perfectamente enlazados, a otros les parece justamente lo contrario, que la estructura está muy forzada y que las casualidades de los lazos que se producen entre los distintos personajes resultan poco creíbles.
La reunión termina con la lectura del cuaderno, unas preciosas reflexiones que nos trae Mercedes -personajes bajo el cielo de El Cairo buscando libertades- , también nos regala el poema del antiguo poeta persa conocido como Rumí sobre  la caña que es separada del cañaveral para convertirse en flauta .



El próximo libro a comentar juntos: “14” de Echenoz

Carmen Gómez (coordinadora)

No hay comentarios: