20 jun. 2014

Los girasoles ciegos/ Alberto Méndez



Club de lectura Zenobia. 17 de junio de 2014

“Seré uno más del rebaño, porque en el futuro viviré como uno más entre los girasoles ciegos”

Para finalizar temporada el club comenta cuatro historias de perdedores ambientadas en el contexto de la guerra civil del treinta y seis  y en los años que le siguieron.

Las historias están relacionadas entre sí, aunque no todos nos percatamos de ello. Así la mujer que muere de parto en la segunda historia, no es otra que la hija de Elena y Ricardo, los protagonistas de la última historia que da título al libro:   Los girasoles ciegos”.

Los relatos, magistralmente narrados, han calado en el grupo por su dramatismo, el que más, la segunda derrota. “Un manuscrito encontrado en el olvido”, en donde todos sufrimos la agonía del niño recién nacido  y la impotencia de su padre. – yo estaba deseando que el niño se muriese para dejara de sufrir, bueno el niño y todos los demás- apuntó  alguien del grupo
Al preguntar al grupo por las derrotas de los distintos protagonistas de estos relatos, surgen diferentes opiniones.
Por una parte, la guerra es la principal derrota, aniquiladora y terrible y más,  al tratarse de una guerra civil.
Luego se van analizando uno por uno los relatos, en el caso del capitán Alegría se habla de derrota personal en todos los sentidos, la pérdida absoluta de fe en los ideales.
Tal vez, el único que no es derrotado es el niño protagonista del último relato, que consigue sobrevivir a una España que ignora su pasado en el que la muerte de su padre ha dejado un hueco en el espacio y el tiempo.
Se cuestiona también el papel de los sacerdotes de entonces ¿Era el seminario vocación o salida para sobrevivir?
Un libro para la reflexión, bien escrito,  y por desgracia, cierto;  que nos ha hecho pagar un tributo de tristeza y   desazón al leerlo.
La reunión terminó con agradecimientos y despedidas y con el recorrido botánico- literario por el parque de la Alquería conducidos por Salvador Zanón.  Un buen sabor de boca hasta septiembre.




No hay comentarios: