13 abr. 2015

Delirio



Un delirio muy familiar

Delirio, dícese de la confusión mental caracterizada por alucinaciones, reiteración de pensamientos absurdos e incoherencia. De esta forma define la Real Academia Española lo que siente Agustina, la protagonista de Delirio (Colombia, 2004), el libro de Laura Restrepo que protagonizó el último encuentro de Los Rolirepa. Tarta de manzana, bizcocho de naranja y torrijas “con mucho cariño” endulzaron la manera de enfrentar la situación con la que Aguilar se encuentra cuando regresa de un viaje familiar y descubre que su mujer está sola en un hotel y presa de esta enajenación mental. ¿Por qué se encuentra en ese estado? ¿Con quién pasó sus últimos momentos de lucidez? ¿Y qué puede hacer para devolverle la cordura a su esposa? Son algunas de las cuestiones que acompañan a Aguilar por este interesante viaje por las emociones y el tiempo, en el que la familia tiene mucho que decir.
Y es que no se pude entender el estado al que llega Agustina sin conocer entre sus páginas, línea a línea, la historia de su familia más cercana. Personajes en su misma situación, aunque en otra época, así como otros que, de manera involuntaria o no, la pudieron propiciar. Con un lenguaje fascinante y lleno de localismos colombianos, Laura Restrepo presenta al lector una estructura dramática a modo de puzle, en la que intenta desgranar el por qué del delirio que padece Agustina en una historia en la que vuelve a situarse en primer los lazos afectivos paternos-filiales.

Todo ello en un ambiente pleno de personajes muy complejos, en el que todos tienen algo que aportar a la resolución de este drama que ha dejado a los lectores con ganas de más.  Y entre este elenco interpretativo, se han hecho con el beneplácito de los lectores del club personajes como Midas, que pone la nota gamberra a la novela con sus turbios asuntos, la tía Sofie  y su ‘affair’ con el patriarca de la familia, uno de los detonantes de la  guerra fría que se vive en esta familia, destapado por El Bichi, el hermano homosexual de Agustina, y que más ternura despertó entre Los Rolirepa.

Y es que, a pesar de lo que consideraban un final inacabado, la mayoría de los integrantes del club confesaron que le había gustado este libro, que, a algunos, ha agobiado  por momentos, debido a lo bien descrito que está el delirio que padece Agustina y que arrastra al lector durante su lectura. Aunque también hubo voces que se alzaron contra una historia que consideraron repetitiva, que se cebaba demasiado en los síntomas del delirio de Agustina sin ofrecer soluciones ni avances en su historia.


Con sus pros y sus contras, el Delirio de Laura Restrepo, al puro estilo de la literatura latinoamericana, no ha dejado indiferente a nadie, ha calado en los integrantes del club y ha abierto las puertas, tras su lectura, a otro nombre femenino de la literatura, Nerea Riesco, quien protagonizará nuestro próximo encuentro con su novela Tempus. 

Fran Ricardo (Coordinador del Club)

1 comentario:

Emma Iglesias Guijarro dijo...

Que bella descripción de la reunión, del libro, de la participación, de las opiniones....
Gracias por tu elegancia
Nos vemos el miércoles.
Emma