25 jun. 2015

La joven de la perla

Foto de Empty Kingdom

El pasado 16 de Junio tuvo lugar la última reunión de la temporada de lectura del club “Zenobia”. Hablamos de descubrimientos, de arte, de religión, de relaciones personales, y también de pintura.

-Si no has experimentado el placer de pintar, si no amas la pintura, es imposible que llegues a abarcar y comprender todo ese universo- comentaba una lectora del grupo que desde hace unos años pinta.

En la novela, Griet, una joven criada en la casa del famoso pintor Vermeer, no sólo despierta al amor, también su mente y sus sentidos se abren ante las infinitas posibilidades del universo del arte.

Chevalier nos introduce en la casa del  famoso pintor holandés de mediados del XVII y nos proporciona tantos detalles, como el propio pintor nos brinda en sus cuadros, de manera que nos vemos como espías invisibles en las intimidades de un hogar, conociendo los entresijos y los secretos del día a día.
Analizamos los personajes de la novela y las relaciones que se establecen entre ellos:
Griet, sensible, inteligente, responsable, prudente, -se callaba por no perder el pan- comentaba una lectora haciendo alusión a que su escalafón social, como una simple criada, no le permitía expresar sus opiniones.- Pero mantiene su dignidad-, se comenta el hecho de que vendiese los pendientes de perlas que heredó.
Vermeer, vive para la pintura, es su prioridad en la vida y el arte está por encima de todo. Respecto a su posible romance con Griet, da pie al debate, que si hubo amor entre pintor y modelo, que si sólo la utilizó.
         Es un calzonazos- comentaba enfadada una lectora del grupo, -la que manda en casa es  la suegra y él con tal de que lo dejen pintar tranquilo no lleva las riendas de nada-

La señora Thins, suegra del pintorla verdadera administradora de la casa de los Vermeer, es quien toma las decisiones, administra el dinero y manda en los criados y en los nietos, todo con mucha mano izquierda.

Catherina, la siempre embarazada esposa del pintor, - sus rivales no son las jóvenes criadas, sino la pintura, por eso al llegar Griet, alguien que comparte gustos con su marido, podría haberse sentido amenazada- comentamos.

Van Ruijven, - es el malo-  tiene que haber malos, comentaron, el patrono del pintor o el mecenas, gracias a sus encargos podía subsistir la familia.

Cordelia, es otra mala de la historia, la hija de Vermeer que actúa por pura maldad.

Taneke es la antigua criada de la casa celosa de Griet, según la autora es la que aparece en el famoso cuadro de la lechera, buscamos el cuadro en un libro de pintura para ponerle cara.

Pieter, el hijo del carnicero enamorado de Griet, con sus uñas sucias por la sangre de los animales representa todo lo opuesto al pintor.
La reunión transcurre debatiendo sobre las relaciones que se establecen entre estos personajes, centrándonos sobre todo en la figura de Griet, la joven de la perla.
Mientras hablamos contemplamos los libros de pintura de Vermeer, los objetos que contenía su estudio, sus colores favoritos, las expresiones de las mujeres de sus cuadros, la luz…
Alguien comenta:- a partir de la lectura de este libro ya no veo las nubes como antes, me fijo en ellas, como hizo Griet,  para descubrir que no son blancas, sino que contienen muchos colores-
Terminamos la reunión con la lectura del texto de Nina en el cuaderno viajero del grupo, sesiones de fotos, regalos, listado de lecturas para el próximo año y nuestros mejores deseos de cara al verano.


No hay comentarios: