21 mar. 2016

El club de lectura Zenobia comenta "Cirkus Columbia" de Ivica Djikic


Fotograma de la película del mismo nombre "Cirkus Columbia"



"La gente creía sin reservas en los rumores y los transmitía con un ardor increible...Cualquiera que osara alzar la voz para contradecir la estupidez reinante era insultado y humillado"


Este libro aborda el problema de la guerra en la antigua Yugoslavia sin tratarlo explicitamente, sino más bien dibujando personajes afectados y problemas colaterales del conflicto.
Iniciamos la reunión recordando las situaciones cotidianas que nos envolvían a inicios de los noventa mientras tenía lugar la guerra, las noticias en televisión, las fotografías de las destrucciones de monumentos como el famosos puente de Mostar, aquella biblioteca de Sarajevo ardiendo. -Parece mentira- comentaba una lectora que mientras nosotros paseábamos por la Expo de Sevilla y visitábamos el pabellón de Yugoslavia, este mismo país estuviese desangrándose.- ¿Qué pasó tras los cuarenta años del gobierno de Tito? ¿ Fue realmente una guerra entre distintas etnias o había intereses económicos ocultos?
Para la mayoría de los lectores de esta novela ha sido imposible dejar de bucear en la historia para repasar aquellos acontecimientos que dejaron atrás más de 100.000 muertos.

Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención en "Cirkus Columbia" es el tratamiento que el autor da a la "mahala"o barrio, es como un personaje más que ve, juzga y castiga, lo que la mahala no ve es como si no existiera por ello Divko, tras su estancia en Alemania; se asegura que a su regreso a la mahala todos lo vean en su flamante Mercedes y con su joven esposa porque "¿Qué sentido tiene poseer todas las riquezas de este mundo si no las ve aquel con el que tiempo atrás compartías tu pobreza?", aunque después de la admiración la mahala sentirá envidia.

De la envidia y otros malos sentimientos también trata este libro, también de lo que el ser humano puede llegar a ser bajo la presión y el terror.
Alguien hace observar que el relato es circular ya que empieza y acaba de la misma forma: una mujer que se marcha porque un pueblo la condena. Las principales mujeres de esta historia son: Maja, Azra y Lucija y las tres son mujeres castigadas por el pueblo.
Es Lucija, la primera mujer de Divko, la única que se enfrenta a la gente y los maldice cada día.
Hablamos también de Azra, la segunda mujer de Divko, que era mususlmana, de cómo se baja del coche con una minifalda blanca, algo impensable en una musulmana ahora, ya que en ese sentido la mujer ha ido perdiendo derechos. De su amor por Martin y de cómo él se marchó dejándola esperando un hijo suyo.
En cuanto a los personajes masculinos, hablamos de Divko, de León Dilber, de Janko y de Martin, estos dos últimos también actúan de narradores en esta historia coral.
Nos preguntamos porqué ese tiovivo del que no quiere bajarse Divko, tal vez representa su locura, ese ansia de estar por encima de los demás marcando una diferencia.
Contamos en esta ocasión con los valiosos comentarios de Pilar que tiene en acogida una hija bosnia, a modo de anécdota nos comenta que ha probado el rakija, licor que beben mucho por aquella zona y aparece mucho en la novela, o exprresiones del habla común como "me cago en tus riñones", ella es la que cierra la reunión leyendo los comentarios en el cuaderno viajero, en ellos nos habla del odio entre vecinos, de la estupidez humana, de la libertad, del miedo y de la locura.

Un libro pequeño pero denso, coincidimos todos. Para la próxima reunión, el próximo 19 de Abril, comentaremos Naná de Zola.

Carmen Gómez (coordinadora)



No hay comentarios: