14 oct. 2016

El club de lectura Manantial comenta La sangre de los libros de Santiago Posteguillo



La buena literatura de verdad, la que nos hace palpitar, la que nos emociona y nos transporta a otros mundos, la que nos parece más real que la realidad misma es la que está escrita, palabra a palabra, verso a verso, página a página, con sangre en las sienes, en las manos y en el alma ”


La sangre de los libros corrió por las venas de los miembros del club de lectura Manantial, buena acogida tuvo el libro de Santiago Posteguillo en esta primera reunión del curso.
A lo largo de treinta historias breves, el autor nos cuenta anécdotas y secretos referentes a escritores famosos, en una prosa liviana y sencilla nos acerca al mundo de grandes autores y obras de la literatura universal, todos coincidimos en lo ilustrativo y estimulante que nos ha resultado el libro y, mientras transcurría la tarde, fuimos recordando las historias que más nos habían conmovido en una ronda de intervenciones de todos los miembros del club:
Ana  recordó la anécdota de Virgilio y la mosca, a ella le pareció especial por el ingenio y el sarcasmo que contiene, por atreverse Virgilio a reírse de la autoridad de la época.
Mari Carmen Casanova quedó fascinada por la historia Agorafobia que nos cuenta como Thomas Higginson descubre la belleza de la poesía de Emily Dickinson, empeñándose  en corregir los textos de una mujer cuya vida no estaba llena de puntos y comas.
Mercedes García nos habló de un proyecto secreto que portaba un hombre que llegó a una ciudad del sur de Alemania en 1450, algo que cambiaría el mundo.
M. José Rodríguez se confesó admiradora de Asimov, ella y toda su familia. Citó y comentó algunas de sus obras,  gracias al último relato de este libro: Justicia poética para el viaje interestelar del VIH  la mayoría conocimos  que tan brillante autor había muerto de sida.
Curro alabó a Pushkin, el autor que podemos ver en la ilustración de la portada debatiéndose en un duelo sobre la nieve blanca. -me gusta como escribe, y me gusta por revolucionario,  porque se opuso al zar-comentó.
José Manuel comentó el eclipse que tuvo lugar al tiempo que fallecía uno de nuestros grandes poetas románticos, Gustavo Adolfo Bécquer,- ¿porqué tantos autores que hoy son famosos murieron pobres y sin reconocimiento público?- Pero sobre todo elige a Victor Hugo y manifiesta su propósito de leer Nuestra Señora de París,  la obra que consiguió salvar de su demolición la catedral de Notre Dame.
Isabel Andrades recordó a Quevedo que se atrevió a reírse de la reina en su propia cara, también confesó que uno de sus capítulos favoritos es el dedicado a Angeles Mastreta y su libro “Mujeres de ojos grandes”, nos lo apuntamos para leerlo el próximo año en el club.
Beli nos comenta que, aunque no ha podido terminar el libro, lo que ha leído le ha proporcionado otra idea sobre la literatura, nos comenta que le ha llamado especialmente la atención el relato versos perdidos, una curiosa anécdota sobre La Divina comedia.
Mercedes Ruiz nos habló de Charlotte Bronte y de cómo una pasión frustrada puede convertirse mediante la creatividad literaria en una de las más conocidas  obras de la literatura inglesa: Jane Eyre.
Carmeli Santiago recrea aquella misteriosa desaparición de Agatha Christie, la célebre autora fue por once días la protagonista de una historia real, que podía haber sido escrita por ella misma, aunque  tal vez fuera ella la artificie de todo lo sucedido.
Fabiola opina  que estamos ante una obra de bolsillo de escritores y se une también  al homenaje a Bécquer- lo que más pena me da es que el pobre muere sin saber el reconocimiento que posteriormente tendría, se fue con eso-
María Elena se lamenta por la suerte de Edgard Alan Poe, que muere olvidado en un banco del parque ¿es que acaso todos los autores deben pagar este precio? , lo mismo con Salgari, explotado por sus editores, ¿será que el autor nos ha querido mostrar lo duro que es escribir e intentar vivir de ello?

La reunión concluye con la lectura de las palabras de Mercedes Ruiz en el cuaderno viajero, elogiando al autor por decir tanto en tan poco espacio y por dejarnos mensajes de paz hablándonos de una literatura hecha de sangre y sufrimiento.


La próxima cita el martes, 15 de noviembre, para comentar la novela de Juan José Millás El mundo. 

Carmen Gómez (directora)

No hay comentarios: