22 mar. 2017

El club de lectura “Zenobia” comenta “Un largo sueño en Tánger” de Antonio Lozano


Ahora, escuchar lo que los demás dicen delante de mí pensando que lo hacen a mis espaldas se ha convertido en una tortura”

Cuando iniciamos la lectura de este libro no nos podíamos imaginar que fuera a dar tanto de sí, y es que tres mujeres de este club vivieron en su infancia en Marruecos y conocieron de primera mano la realidad de los españoles en el protectorado.
Los comentarios del grupo, en este sentido, coinciden plenamente con los del autor, el bienestar y confort de los españoles en la colonia no tenían nada que ver con una España pobre y atrasada.
-         Allí teníamos criadas, frigorífico,  lavadora y cocina, pero cuando nos vinimos a España, mi madre tuvo que lavar la ropa a mano y guisar en una cocina de leña, por supuesto de criadas, nada. – comentaba una de las lectoras.
-         ¿Cómo no iban a vivir bien los españoles allí, si tenían a los moritos como esclavos?-
Las anécdotas y las historias se van sucediendo y el debate sobre el colonialismo, que tan presente ha estado en otras reuniones, vuelve a resurgir con fuerza.
Isabel y Alberto, el matrimonio español residente en Tánger protagonista de nuestra historia, es un claro ejemplo de la vida de los españoles allí, viven acomodadamente, con criada, alimentos frescos y de calidad a bajo precio, buenos colegios para sus hijos y con un círculo de amistades reducido a otros españoles que se encuentran en la ciudad. La población autóctona no tiene nombre, ni rostro ni historia, son simplemente “los moros”.
Sería a raíz del accidente de Isabel y del coma, que la mantuvo varios días escuchando lo que decían los demás sin que ellos lo supieran, cuando se produce una revisión profunda de la vida pasada y una toma de conciencia de la realidad que la envuelve.
Pero más allá del contexto histórico y social, la novela nos cuenta una historia, la de la liberación de Isabel de un marido tirano y maltratador.
Nos comenta uno de los lectores que el personaje de Alberto, el marido, es tan importante como el de Isabel ya que sin esta figura no hubiera habido argumento, todo lo que pasa se debe a él. Sin embargo, a  algunos este personaje les resulta algo desdibujado ya que sabemos que es un hombre acomplejado y malvado, pero el autor no acaba de dejar claro que es lo que le ha llevado a ser así.
Respecto a Isabel, es un personaje que evoluciona y cambia, consigue romper con su vida anterior ¿gracias a qué? ¿A su enamoramiento de Paco? ¿A su edad? ¿Al accidente sufrido? ¿A las verdades que escucha cada día de Amina, su criada? ¿A lo que escucha de sus hijos que la hacen ver el sufrimiento que les ha acarreado al soportar al padre maltratador?
Podría ser un poco de todo, si bien algunas lectoras comentan que lo del enamoramiento de Paco sobra en la novela y que ese personaje está de más.
Comentamos acerca de la hipocresía que envuelve las relaciones “el aceite que lubrifica las relaciones sociales”, Isabel confiesa que tuvo que desaprender muchas cosas para poder entender y ser ella misma, entre estas cosas está la mentira “desde niños nos incitabais a mentir. Nos modelabais los sentimientos…..la doblez era la norma suprema en vuestras relaciones sociales”.
Los personajes de Amina y Yimo son fundamentales también para entender el cambio, Yimo hace ver a Amina las cosas desde otro punto de vista, ella es un ser humano con nombre, no tienen porqué llamarla con una campanita, tampoco tiene que comer encorvada e un viejo taburete en un rincón de la cocina, Amina va reaccionando ante estas palabras y comienza a reivindicar su dignidad, pero, ella misma, Amina, le hace ver a Isabel la realidad de su vida y también la hace ir reflexionando  para posteriormente tomar decisiones en pos de recuperar su dignidad.
Por último, comentar que a algunos no gustó el final de la novela, que fue tachado de poco creíble.
Para terminar, agradecer la visita de Rosana, antigua lectora del grupo, que en cuanto sus niños se lo permitan se volverá a enganchar.

Terminamos la reunión con la lectura del cuaderno viajero por parte de José Manuel y con el reparto de “Si el corazón pensara” de Antonio Rodríguez Almodóvar, próximo libro a comentar. 

Carmen Gómez (coordinadora)

No hay comentarios: