22 abr. 2013

Reunión Club de Francés

BALZAC ET LA PETITE TAILLEUSE CHINOISE de Dai Sijie


El pasado viernes 19 de abril a las seis de la tarde nos reunimos ocho de los quince integrantes del Club de Lectura de francés. Era previsible que en plena Feria de Sevilla se produjeran estas ausencias, pero no por eso la reunión perdió intensidad e interés.


El libro que nos tocó comentar, Balzac et la Petite Tailleuse chinoise, una obra llena de simbolismo y belleza, nos adentra en plena Revolución Cultural China. Dos adolescentes, procedentes de familias burguesas, son enviados a una aldea perdida en las montañas para cumplir con un proceso de “reeducación” implantado por Mao Zedong a finales de los años sesenta. Se encuentran con una vida dura y cruel donde la cultura y las costumbres ancestrales han sido aniquiladas. Los jóvenes soportan unas condiciones de vida infrahumanas, con unas perspectivas casi nulas de regreso a sus hogares. Con la aparición de una maleta clandestina llena de obras de la literatura occidental, todo cambia. A través de los libros se les abre un mundo lleno de poesía, sentimientos y pasiones que compartirán con una pequeña costurera sin instrucción.

Para facilitar su comprensión, al principio de la reunión, hice una pequeña introducción sobre el contexto histórico en el cual se mueven los personajes. No podemos perder de vista que se trata de un relato autobiográfico. Con un tono narrativo, casi de fábula, a veces, nos ha hecho sonreír a pesar de los hechos narrados, otras nos ha emocionado. Lola destacó una escena divertida donde Luo y el narrador (no tiene nombre en el libro, pero se llama Ma en la película) intentan transcribir letras de canciones durante el sueño del cantor y otra donde la sastrecilla rescata unas llaves del fondo del río. En general, el libro ha conmovido a más de un lector, aunque siempre hay excepciones, una de nuestras lectoras lo ha encontrado aburrido.


El amor, la amistad, el odio y la libertad son algunos de los temas que tocamos y, para ilustrarlos, efectuamos una lectura de los pasajes que consideré más relevantes. El principio y el final del libro me parecieron fundamentales para captar el mensaje que quiere transmitir el autor. El simbolismo de la escena final dio lugar a varias interpretaciones; concluimos que, con la quema de libros, se deja entrever que Luo y el narrador se sienten decepcionados y con sus ilusiones arrebatadas; en cambio, la pequeña costurera ha descubierto, a través de los libros de Balzac, un mundo interior más rico y sabio, una ventana abierta a la vida, a la imaginación, a la libertad para sentir, pensar y crear nuevos mundos. Marie Josèphe apuntó que utilizaba esa propia creatividad en su indumentaria, personalizando su uniforme. La pequeña costurera elije irse a la gran ciudad en busca de una vida de autonomía y libertad en lugar de permanecer junto a sus enamorados. Una lectora comentó que quizá esa decisión era debida a su falta de experiencia. Leímos también dos pasajes de difícil comprensión en una lengua extranjera. Uno de ellos comparaba el odio que los muchachos sentían por su jefe con los movimientos de una máquina de coser, el otro hacía referencia a los personajes de los libros leídos por los muchachos mientras que Luo y el narrador arrojaban esos mismos libros al fuego, una escena de gran belleza, pero bastante difícil de entender.

Finalmente, Balzac et la Petite Tailleuse chinoise es un conmovedor homenaje a la literatura, al poder mágico y evocador de la palabra escrita y al deseo innato de libertad.


La próxima reunión tendrá lugar el 13 de mayo a las 5.30 h. Comentaremos Suite française de Irène Nemirovki.

No hay comentarios: