21 ene. 2014

Zenobia





“Si morimos ahora-pensaba-, si nos hunden, no habré encontrado a mi chica, la que me estaba destinada. No habré conocido el verdadero amor”

Con lleno total se celebró la reunión del club de lectura Zenobia el pasado martes, 14 de enero, para comentar el libro de relatos de Doris Lessing  “Las abuelas”. Cuatro historias que por su  extensión (Más de cien páginas cada una) podrían clasificarse como novelas cortas más que cuentos.

La primera es la que da título al libro. “Las abuelas”, el asunto, cuanto menos, es  singular, dos amigas incondicionales que cuando son mayores mantienen una relación cada una  relación con el hijo de la otra, relaciones afectivas-sexuales que coinciden en el tiempo y que son admitidas y aceptadas por los cuatro.
Una historia liberal y atrevida, comentaba una de las lectoras. Un sector opinaba que era una situación anómala, sin embargo todas conocían en su entorno a mujeres que habían mantenido relaciones con algún amigo de su hijo.

La segunda historia “Victoria y los Staveney”,  una niña negra queda deslumbrada por una familia blanca y su casa en la que por circunstancias pasa una  noche, la niña guarda el recuerdo como un referente y al cabo de los años mantiene una relación con uno de los hijos de la que nace una niña. La historia plantea diversas temáticas: la diferencia de clases sociales, las enfermedades terminales, la educación de los hijos y la renuncia a ellos, blancos y negros…
Esta historia gustó a todo el grupo.

La tercera historia es una fábula sobre el poder, los gobernantes y la cultura.  Se titula “El motivo” y nos habla del hipotético final y decadencia del reino de los doce.  De lo fácil que resulta destruir lo que en tantos años se ha edificado cuando los que mandan son necios. Habla de un pueblo respetuoso que conocía su cultura y de cómo cae en la barbarie y la depravación al cambiar el gobernante.

“El hijo del amor” es el último relato, algunas lectoras encontraron que se volvía a repetir la temática de las diferencias de clases igual que en el relato segundo. – Ni me ha dado, ni me ha quitado- comentaba una de las lectoras refiriéndose a que la historia de amor no la había conmovido. La historia no es sólo la historia de un amor idealizado, desde su trasfondo nos cala una crítica feroz hacia la inutilidad de las guerras.
La historia nos habla también de la confianza, elemento esencial para que funcione una relación humana, en este caso es la esposa de James la que da muestra de ello.

La reunión se despidió tras la lectura del cuaderno viajero y de un poema de Bienvenida un tanto misterioso.


La próxima cita el día 4 de Febrero para comentar “El Gatopardo” de Lampedusa.

Mª Carmen Gómez (Coordinadora del Club Zenobia)

No hay comentarios: