8 jun. 2016

El club Manantial comenta “El paraíso inhabitado” de Ana Mª Matute y celebra cumpleaños




“Tal vez la infancia es más larga que la vida”

En la última sesión del curso hubo tarta con forma de libro, la trajo Mª Carmen Casanova, que celebraba cumpleaños.
En este club que inició su aventura en el año 2007, los lazos se han estrechado, no sólo se comentan libros, también se celebran cumpleaños y buenas noticias y se comentan viajes y aventuras del día a día cuando, tras la reunión para comentar el libro, el grupo se mantiene unido en alguna cafetería cercana a la biblioteca.

En esta ocasión comentamos una obra de Ana Mª Matute, la coordinadora aporta unas pinceladas sobre su perfil, existen dos constantes que se suelen repetir en sus obras: el mundo de los cuentos de hadas y la infancia,  y justo en este libro  que tenemos entre manos: El paraíso inhabitado, se dan las dos.

La obra ha gustado en general, si bien, por distintas circunstancias, pocas personas del grupo han llegado a terminarla. Algunos coinciden en decir que la obra no emociona, de hecho, sólo tres personas del grupo manifiestan haberse emocionado. ¿Por qué?

Se apuntan diversos motivos por las distintas personas del club: El estilo, excesivamente intimista, la dificultad que conlleva ponerse en el lugar de un niño- en este caso de Adriana, una niña que nace cuando sus padres han dejado de amarse-, incluso la temática de la historia de una familia acomodada de la burguesía poco antes de la guerra civil.

Pero también se señalan los motivos por los que ha llegado a emocionar a algunos, una de las grandes defensoras, Fabiola, señala que la autora posee una extraordinaria habilidad para hacernos niños y adultos al mismo tiempo y que la recreación de atmósferas es su gran fuerte- vamos, yo me he metido en la historia, además me ha servido para recordar muchas cosas que soy; abuela, madre, y también niña-. Apuntamos también, como uno de los valores del libro, la variada temática que trata: soledad, imaginación, separación de padres, mujeres progresistas, homosexualidad, el mundo de los criados, problemas sociales de preguerra.

Nos preguntamos qué es lo que une con tanta fuerza a Gavrila y Adriana, los dos niños protagonistas, pensamos que por una parte está el hecho de que a ninguno de los dos le prestan atención sus padres, y por otro que ambos poseen imaginación y aman la libertad y la aventura.

En cuanto a los personajes, aparecen en dos bloques: los que protegen a Adriana: Las criadas, Teo, Eduarda, los dos hermanos y los que están en contra: su madre, los profesores, Cristina.
La coordinadora pregunta ¿Qué significa para vosotros “paraíso inhabitado”?
Todos coinciden en que se trata de nuestro universo imaginativo, de que es aquella parcela que hemos creado en nuestra mente y en la que nos refugiamos para evadirnos de la realidad.

Concluimos con la lectura del cuaderno viajero que porta Mª Elena, junto al texto ha dibujado a Ana Mª Matute, la entrañable autora que hoy, de alguna manera, nos ha acompañado.

Antes de despedirnos, el grupo da puntuación a las obras leídas en el curso, las que más han gustado han sido: El sol de los Scorta, Almas grises y Naná, curiosamente las tres proceden de plumas de autores franceses.

Ahora sí, nos despedimos de las reuniones hasta septiembre y nos emplazamos para la sesión del cuentos de adultos del día 23 de junio en el parque de la Alquería. 

Carmen Gómez (coordinadora)

No hay comentarios: