24 jun. 2016

Sesión de cuentos de adultos en el parque





Comentaba el narrador que el lugar en donde contaba la historia le  condicionaba, y en el caso de esta última sesión del curso de cuentos para adultos, el lugar ayudó a crear una atmósfera especial, nos encontrábamos a la entrada de un palacete que antaño estuvo lleno de poesía, de tertulias literarias y de un romanticismo tardío que aún impregnan la casa y el jardín.

Este jardín fue diseñado con un ideario, como todos los jardines- comentaba Salva Zanón, estudioso del Parque de la Alquería, y ese espíritu aún persiste, estamos en un lugar que aún conserva la magia.

Lo cierto es que, bien fuera por la magia del lugar o por la de la palabra del narrador, Diego Magdaleno, la audiencia estuvo entregada y expectante durante una hora en la calurosa tarde de ayer.
“El coso”, título de la sesión nos trasladó a un pequeño pueblecito de Sierra Morena en el que divertidos personajes de inicios del siglo pasado iban entretejiendo historias populares, chascarrillos y cuentecillos en torno a la idea de una feria del ganado y los sucesos que allí acontecieron.

Pudimos visitar la casa de Antonia Díaz y Lamarque de Novoa, imaginarnos como sería la biblioteca, contemplar las pinturas del techo, los restos de carpintería y cristalería originales, los frisos, la capilla y la señorial escalera de la entrada que afortunadamente se conserva intacta.

Tras el verano retomaremos desde la biblioteca esta actividad, buscaremos  nuevos escenarios y nuevos narradores  en esta receta que hemos ingeniado para las sesiones de cuentos de adultos en donde los principales ingredientes son: las historias, los lugares y las personas. 

Carmen Gómez (directora)

No hay comentarios: