23 ene. 2017

La Biblioteca Pedro Laín Entralgo de Dos Hermanas gana el reto cárdigan.

¿Y qué es el reto cárdigan?

Todo comenzó hace unos meses con la publicación por parte de la revista Stilo de un artículo titulado "13 cárdigans no aptos para bibliotecarias", que cambiaron enseguida debido a las críticas recibidas por la comunidad bibliotecaria, dándole el nombre de "13 cárdigans no aptos para bibliotecarias anticuadas".

El estereotipo de la bibliotecaria anticuada, que solo coloca libros, que lleva moño, cardigans de lana con pelotitas está todavía muy presente en nuestra sociedad, cuando hoy en día es todo lo contrario. Son, eso sí, mujeres en su mayoría que se han formado en diferentes universidades españolas y extranjeras en Ciencias de la Documentación y que para nada responden a ese estereotipo.

Por eso, y teniendo como base la publicación del artículo citado arriba, la Bibliotecaria Ana Ordás, en el VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas celebrado en Toledo el pasado noviembre, lanzó el #RetoCárdigan, para dar más visibilidad a la verdadera profesión y pasar también un rato divertido, en el que todas las bibliotecarias participantes tendrían que subir una foto con su mejor cárdigan y con el hashtag #RetoCardigan, con el aliciente añadido de que solo una sería la ganadora y sería imagen de un artículo sobre la profesión que Ana Ordás publicará en breve.

La Biblioteca de Dos Hermanas se siente orgullosa de que una de sus bibliotecarias haya sido la ganadora de este primer reto a nivel nacional, y queríamos compartirlo con todos nuestros seguidores.


Foto ganadora realizada entre los libros de fondo antiguo:


#RetoCárdigan



11 comentarios:

Xtan Bai Lando Hunmo dijo...

Si la muchacha parece una modelo de el Corte inglés anunciando el otoño. Un cañón de mujer. No le sienta ni mal la rebequita. Porque vamos. A mi que me dejen de tonterías de car -digan. Eso es una rebequita de toda la vida. De las que había en el Trébol de los cuatro cantillos. De las que se echan por los hombritos cuando el tiempo refresca. Que ahora con los anglicismos también dicen gamificación en vez de ramificación. Claro. Como les cuesta pronunciar la r. Lo tiene todo la muchacha. Y encima estudiada y leída. Cualquiera le toserá. Felicidades al Jurado y al Ayuntamiento. Bueno y a la muchacha también. Si querían visibilidad para el gremio, lo han conseguido. Tiene que ser lista la Sra. Ordás. Felicidades también por su ocurrencia,

Stelvio dijo...

Ramificación es irse por las ramas. Eso Me lo decía una profesora en el instituto. Creo que es lo que ha hecho el comentarista anterior. A ver qué tiene que ver la ramificación con las rebequitas. Yo también recuerdo esas rebequitas del estilo de la ganadora en el escaparate del trébol enganchadas con alambres. Mi madre siempre se paraba cuando íbamos camino de la panadería a comprar las cuñas de chocolate para la merienda. Creo que para estos días la señora tendría que utilizar dos rebequitas, una encima de otra. No se vaya a resfriar. Pero ramificación aparte, sin haber visto a las demás tituladas, la ganadora es un pibón. A me dio hace unos años el curso de iniciación a internet y además de guapa, de lo suyo sabe. Premio merecido. ¿Dónde dice que había que votar? Por si hacen otro reto.

Gabinete de Crisis dijo...

El asunto empieza por un reto, técnicas de marketing avanzado y la visibilidad de una profesión, y se expande, cual silvestre jazmín, por las ramas de la bollería vasta y el escaparatismo setentero nazareno. Esto es el Ministerio del Tiempo, versión orippense. Como usuario del servicio, coincido en una cosa con los predecesores: en el asunto subyace una segunda cartera gubernamental: el Ministerio de Justicia. Porque vaya tela, la muchacha.

Anónimo dijo...

A la muchacha como dicen le van a fundir el ego de una sobrecarga. En el sector sanitario que siempre vamos en pijama nos fijamos mucho entre las compañeras cuando nos vemos de calle con pantalones estrechos. Ahí se ve realmente el porte. Las bibliotecarias van vestidas de calle y se quedarán bastante expuestas cuando se suban en escaleras a sacar o poner libros. Así que le propongo a la creadora de la idea un reto jeans. No valen los pantalones cagaos. Bien apretaos. Con rebequitas del trébol, o del Muriel o del europrix o de galerías preciados por ponerme a la altura rancia, casi cualquiera. Dicho queda.

Lector de comics dijo...

No estoy de acuerdo con Anónimo. Yo admitiría los pantalones cagaos siempre y cuando sobresaliera la Y de Ybarra. Visibilidad para Ybarra y las bibliotecarias.

Silvia dijo...

Pues las gafas que lleva no me gustan. 2 puntos menos.

Anónimo dijo...

Pa ponerle una agencia de viajes

Jandro dijo...

Esa gana tambien el reto jeans. Que estoy harto de verla en la parte de arriba. Pero no le pidas moneditas pa la fotocopiadora

descamisado siempre por si acaso dijo...

de entrada todo esto es muy retro que no reto. las rebecas, palabra adoptada y admitida por la rae a raíz de la obra maestra del inigualable hitchcock, sí que son de aquí, pero que hayan utilizado la palabra cardigan no me gusta nada de nada. por cierto que la rebeca parece comprada y no tejida. sobre la hembra allá ella y su novio...si es que lo tiene.

Bart dijo...

Lo que no entiendo es que la llamada muchacha tenga que levantarse cada vez que queremos imprimir algo. No tiene otra solución ese ayuntamiento tan pomposo y tecnológico? una cosa es que nos alegre la vista cuando se levanta y otra tener a miss titulada manejando papelitos y moneditas. Qué desperdicio de recursos. He estado en varias bibliotecas, incluso en copisterias y funciona autoservicio 100%. Claro, luego dirigete a ella a pedirle cambio para comprar tabaco que verás la guanta que te mete.

Anónimo dijo...

si. la rebeca parece comprada. no mangada. no obstante tejida tambien parece lo que no acierto es con el quien ni con el donde. ampliaré a ver.