14 ene. 2013

Adverbios/Daniel Handler


“El amor también es un asunto de horas. Se cuentan historias de personas que han amado para siempre a otro tras verlo apenas unos minutos una vez en la vida, aunque no es algo que le haya sucedido a alguien que yo conozca”



El pasado martes, 8 de enero, tuvo lugar la primera reunión del año del club de lectura Zenobia para comentar una antología de cuentos de este autor americano, cada cuento está titulado por un adverbio: Inmediatamente, obviamente, posiblemente, etc.


Por primera vez, y esperemos que última, el grupo entero coincidió en la dificultad de seguimiento de este tipo de lectura. Si bien se reconoció la calidad literaria de los textos y la maestría del autor, nadie podía poner en pie unas historias que supuestamente formaban el todo de una novela.


Hay que reconocer que los relatos compartían personajes, guiños, frases y mensajes, pero la complejidad de un cuento en el que se combinan: recuerdos, pensamientos, ensoñaciones, historias dentro de historias, alusiones a música, series y películas americanas y el propio relato en sí no siempre lineal, hacía que el seguimiento fuese cuanto menos dificultoso, a pesar de las listas de personajes que algunos elaboramos y las incursiones a la wikipedia.
El mismo autor hace alusiones a la inverosimilitud del asunto en el cuento titulado “Realmente”


Por todo ello, y sin que sirva de precedente, la coordinadora del grupo optó por el análisis literario de uno de los cuentos, el segundo, titulado: “Obviamente”.
En el mismo, el narrador-protagonista es un joven estudiante que trabaja ocasionalmente de acomodador en un cine y está enamorado platónicamente de su compañera de trabajo Lila, con la que también comparte las clases de literatura de la señorita Wylie, quien les ha mandado hacer un trabajo sobre Sir Gawain, caballero del rey Arturo.


Se optó por una lectura en voz alta compartida y con sucesivas pausas para explicar y comentar lo leído.


Gracias a este ejercicio el grupo comprendió y disfrutó el relato, juntas descubrimos matices y supimos valorar la belleza, el sentido del humor y la casi perfección literaria de una historia complejamente narrada pero enriquecida con numerosos elementos de la cultura anglosajona: cine, música, literatura artúrica.


Salimos convencidas de que al menos este cuento no se nos iba a olvidar nunca.
La reunión terminó con la lectura del cuaderno viajero por parte de Mª Luisa quien nos emocionó a todas haciéndonos partícipes de unos momentos difíciles en su vida.


Las mujeres de “Zenobia” marcharon a sus casas llevándose “Un as en la manga” de Annie Proulx. La próxima reunión el 19 de febrero.

No hay comentarios: