19 jun. 2013

El país del miedo. Club Zenobia


“Cuando lo analiza, acaba reconociendo que se trata de un miedo inducido, inflado, alentado, que oculta, bajo la cortina de la inseguridad personal, otro tipo de inseguridades más graves, sociales y económicas: miedo a perder, a no tener, a no ser..”
La novela de Isaac Rosa no gustó al grupo, cuando la coordinadora preguntó qué sensaciones había provocado su lectura, estas fueron algunas de las respuestas:

-“Angustia, las situaciones estaban llevadas al extremo, el protagonista me tenía de los nervios, aunque en algunas ocasiones llegué a preguntarme, bueno ¿Qué habría hecho yo?”

- “No entiendo al protagonista, no sé como se puede ser así”

- “Sentí pánico”.

- “Leí el libro en unas circunstancias personales especiales y he tenido que pagar factura por su lectura, mi cuerpo reaccionaba comprimiendo mi estómago ante un personaje tan pusilánime. He sentido ansiedad”.

- “Angustia e impotencia, porque siempre estuve esperando que ese hombre reaccionara y no lo hizo.”

- Aburrimiento, no soy miedosa y no he comprendido la historia, me ha aburrido”

- “Agobio, impotencia, no se puede vivir con miedo. El miedo paraliza.”

A pesar de estas afirmaciones, la reunión estuvo muy animada, faltando tiempo para las intervenciones y prolongándose en la tarde con comentarios y reflexiones muy interesantes sobre los distintos tipos de miedo así como con aportaciones personales de experiencias vividas que suelen ser un punto fuerte en este club de lectura. Si la intención del autor al escribir esta novela era la de provocar al lector, con este club de lectura lo ha conseguido con creces.

Los temas se centraron en:

- Los tipos de miedos: colectivos, individuales, miedos pertenecientes a un pueblo o comunidad, miedos antiguos, miedos modernos, miedos heredados, de hecho alguien llegó a comentar que más que una novela habíamos leído un tratado sobre el miedo.

-Las formas de enfrentarse y vencer los miedos.

- La cobardía y sus causas: Por inseguridad, por traumas de infancia, por genética, por poseer muchos bienes materiales, porque nos han educado en ello.

- los chantajes.

- El acoso escolar, sobre este tema se pusieron sobre la mesa interesantes experiencias personales por parte de las lectoras y comentarios acertados por parte de dos maestras jubiladas que forman parte de este grupo.

- la evolución del miedo en el transcurso del tiempo.

En la rueda de intervenciones, Bienvenida, la mujer que más ha vivido del grupo –nacida en 1935-nos recitó un poema suyo que hablaba de los recuerdos de su infancia en el campo. Ante la pregunta de la coordinadora de –“¿Cuál ha sido el momento de tu vida en el que más miedo has sentido?”, nos sorprendió a todas con la siguiente respuesta: -“Nunca he sentido miedo, soy la pequeña de siete hermanos, me crié muy feliz en el campo, protegida y querida por todos ellos y no recuerdo nada que haya pasado en mi vida que me haya asustado tanto como para vivir como este hombre de la novela, también tengo que decir que soy un poquito “dominantota”, a lo mejor eso tiene que ver”.

Antes de terminar este resumen quisiera dejar constancia de algunas frases dignas de mención de estas lectoras:

“Me he dado cuenta de que ahora tengo un miedo nuevo que hace años no tenía, el miedo a que suene por la noche mi móvil”

“La niñez marca mucho en el tema de los miedos y nosotras nos hemos criado con la frase: ten cuidadito”

“Cuantas más puertas tengas mas puertas cierras”

La reunión se alargó entre merienda y comentarios que no cesaban, terminamos con despedidas, regalos, lectura del cuaderno viajero a cargo de Nina y fotos. El grupo se despidió deseándonos un feliz verano.

No hay comentarios: